Principal Opinion Artículos La conciencia verde

La conciencia verde

1644
0

Conciencia Verde

Hola a tod@s!

En primer lugar me presento: mi nombre es Beatriz y he vivido siempre en Getafe. Cuando era pequeña tuve la suerte de poder jugar por el campo en lo que hoy es la estación de Renfe del Sector III. Cerca de allí corría un arroyo y podía montar en bici por caminos de tierra, muy distintos de los actuales carriles bici. El Getafe de ayer es muy distinto al que nuestros hijos pueden ver hoy, algo similar a lo que ha sucedido en muchos otros municipios de la Comunidad de Madrid. Desde siempre he tenido una gran conciencia ecológica y por fin cuento con este pequeño espacio para encontrarme con vosotros, dar a conocer y compartir las inquietudes ecológicas de los ciudadanos de las grandes urbes [países desarrollados] de hoy en día. Nuestras vidas y costumbres han cambiado mucho en pocos años. Lo que hoy es casi cotidiano para todos hace no tanto tiempo no lo era; costumbres adquiridas que probablemente sean insostenibles en el tiempo.

Desde aquí, vamos a intentar dar un poco de luz a nuestra conciencia verde y es que frente a una opción de consumo insostenible, suele existir una alternativa respetuosa con el medio ambiente. En muchos casos la diferencia entre una elección u otra en nuestra vida es la falta de información.

Para empezar, un dato escalofriante: El 20% de la población mundial –los países más ricos- consume el 80% de los recursos. Actualmente estamos utilizando un 50% más de recursos naturales que los que la Tierra puede soportar, con impactos devastadores sobre la naturaleza y el acceso a la alimentación, el agua, la tierra y la energía.

Solemos pensar que las autoridades en la materia y responsables políticos son los que tienen que legislar para realizar los grandes cambios, y así es, pero todos nosotros en nuestro consumo diario tenemos más poder del que a priori creemos. Por dónde podemos empezar?

  1. Adquirir productos locales no solo favorece a nuestros mercados más cercanos, sino que también evita transportes de muchos kilómetros.
  2. La ganadería requiere una mayor cantidad de recursos que la agricultura (agua, cultivos, terreno), por lo que sin renunciar a la carne, puedes plantearte reducir la cantidad que comes a la semana. ¡También te lo agradecerá tu salud!

Este mes dejamos esta semillita, esperemos poder verla crecer poco a poco. Ah! para cualquier duda, sugerencia, denuncia que quieras realizar, debate a proponer, etc., puedes ponerte en contacto conmigo en la dirección: concienciaverde2013@gmail.com

Ponte verde! ;O)

por Beatriz Sacristán

Tu opinión