Principal Opinion Editoriales Contradicción y engaño

Contradicción y engaño

890
1

Juan Soler

Pese a quien le pese, esta publicación tiene dos normas no escritas en su línea editorial. La primera consiste en desterrar cualquier información que afecte únicamente a las organizaciones políticas en su ámbito organizativo y propagandístico. Solamente nos hacemos eco de sus posiciones en torno a problemas que afectan directamente a los vecinos y vecinas en temas de interés público. La segunda norma es no servir de altavoz de noticias o información que estos partidos suelen difundir a conveniencia ya que, desgraciadamente, los vecinos y vecinas están acostumbrados a que los gobernantes se dediquen a anunciar cosas que dicen que harán pero que nunca hacen, y a los que, como no gobiernan, se dedican a quedar bien con la ciudadanía diciendo lo que ésta quiere escuchar, sabiendo que no tienen la responsabilidad ni la capacidad de cumplirlo desde la oposición.

Por estas razones, tenemos borradas del corrector ortográfico de nuestra redacción las expresiones “Getafe tendrá”, “haremos” o “nos comprometemos a”. Nos negamos a ser partícipes de un juego en el que las encuestas políticas se convierten en el “metrónomo” que marca el compás de las informaciones institucionales. Así lo demostramos cuando nos hacemos eco del comienzo de la ampliación del colegio Vicente Ferrer o de la instalación de las pasarelas en Los Molinos. Cuando se inicia o se termina una obra, o se pone en marcha un servicio municipal, es cuando publicamos las informaciones. En ese momento es cuando los vecinos tienen que evaluar la diligencia y la calidad del compromiso que las organizaciones políticas tienen con ellos.

Esta línea de trabajo es la que hemos mantenido y vamos a seguir manteniendo tras los últimos anuncios que ha realizado el Gobierno Municipal de Getafe. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar la perplejidad de una ciudadanía que se enfrenta cada semana a un anuncio de un nuevo proyecto sin ningún compromiso temporal por parte del ejecutivo local. ¿No afirmó Juan Soler que la oposición había bloqueado todos sus proyectos al votar en contra de los Presupuestos Municipales? ¿No era imposible abordar nuevos proyectos con presupuestos prorrogados?

Esta situación no parece ser un problema a la hora de anunciar escuelas infantiles en los polígonos (sin fecha), rehabilitación del Mercado Municipal (sin fecha), la llegada del Metro a El Casar (sin fecha) o la reanudación de la segunda fase del Parque Empresarial La Carpetania (sin fecha) a pesar de que una semana antes, el propio Alcalde de Getafe, hiciese unas declaraciones afirmando que no tenía intenciones ejecutar este último proyecto por falta de demanda empresarial. Estos anuncios y este tipo de contradicciones normalmente esconden un engaño manifiesto a la ciudadanía, como se demuestra con el estado del Centro de Salud de las Margaritas, prometido para finales del año 2011 en la campaña electoral. Y sin ir más lejos, hay que hacer mención a la paralización de las obras del Polideportivo El Bercial, que está suponiendo un auténtico trauma para los vecinos del barrio. No es posible que la única instalación deportiva de El Bercial se convierta en un instrumento de hacer política entre los que nunca quisieron hacer la obra y aquellos que quieren apuntarse tantos sin denunciar los incumplimientos del Gobierno Municipal para conseguir sus propios objetivos políticos.

Somos conscientes de que éste es el juego de la política, pero a lo mejor es el momento de que los partidos políticos sean conscientes de que en estos momentos las familias de Getafe no están para juegos.

Tu opinión