Principal Social Salud Los trabajadores de la Lavandería Central sanitaria reciben los burofax con el...

Los trabajadores de la Lavandería Central sanitaria reciben los burofax con el 46% de bajada de sueldo

1018
0

burofax reducción sueldo lavandería central sanitaria

Comienzan a llegar los burofax a los empleados de la lavandería central sanitaria. Tienen 24 horas para aceptar la oferta. En la imagen, burofax remitido a un trabajador de mantenimiento, le rebajan a oficial de 2ª ofreciéndole 691,74 € brutos/mes.

La lavandería pública central nació en 1973 para dar servicio a los hospitales de la Comunidad de Madrid. «Todos estos años ha funcionado sin problemas, e incluso con la ultima remodelación de la planta en el año 1997, ha sido puesta como ejemplo en toda Europa, recibiendo visitas anualmente interesándose en sus infraestructuras«, según nos manifiestan los propios empleados..

En agosto de este año salió a concurso la externalización (privatización) del servicio de lavandería, yendo en el mismo paquete toda la ropa de los hospitales.
«Ahora mismo hay un recurso presentado en los tribunales admitido a trámite en el que se solicitan unas medidas cautelares para pausar la privatización, ya que la situación en la que quedan los empleados es» irregular», según informan los propios trabajadores del centro, «además de otros motivos», sentencian.
En octubre de este año se cerró el concurso siendo la adjudicada FLISA, filial de ONCE, caracterizada por tener un 86% de la plantilla con discapacidad,»a la cual les paga el salario establecido por convenio, 640€ brutos mensuales» manifiestan las fuentes consultadas por este medio.

El día 1 de diciembre los trabajadores y trabajadoras pasarán a manos de esta empresa, eso sí, con las condiciones que impone el pliego del concurso. Las condiciones de FLISA son las siguientes: sueldo de 640€ brutos mensuales, turnos de 8 horas de trabajo, con un fin de semana libre de cada cinco y posibilidad de trasladar a los empleados a otras plantas.

La semana pasada, cuando se comunicaron las condiciones en las entrevistas, la planta de producción paró y los empleados comenzaron a organizarse para empezar las protestas ante esta nueva situación. Al día siguiente la Consejería de Sanidad dejó de entregar ropa, contratando los servicios de FLISA hasta el día 1 de diciembre, momento en el que entra en vigor la privatización.
Los sindicatos hicieron el viernes 22 de noviembre al mediodía una petición de huelga indefinida para el 28 de noviembre, siendo ésta denegada a la media hora alegando falta de tiempo. Se volvió a solicitar por la asociación de empleados tras la cual están a la espera de conocer el resultado.

Mientras tanto,»los hospitales informan que les llega ropa nueva, ya que la Consejería ha adelantando  la compra de ropa prevista para diciembre. Los camiones de la lavandería van a cargar a los hospitales pero guardias de seguridad les impiden trabajar, volviéndose con las manos vacías al centro«, explican los empleados.

20 años externalizándose

Por su parte, el consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel,  afirmó que «la externalización de la lavandería de los hospitales es un hecho que se lleva produciendo desde hace 20 años».
«Hay hospitales en donde la lavandería está externalizada. Lo que se va a producir es ampliar esa externalización y además está sujeta a los convenios colectivos del sector, que pactan empleados y sindicatos», ha indicado Jesús Fermosel en declaraciones a los medios, durante la celebración de los actos que organiza la Comunidad de Madrid, a través del Instituto Madrileño de la Familia y el Menor, con motivo de la celebración del Día Universal de la Infancia.

En relación con la solicitud de la huelga, el consejero de Asuntos Sociales ha asegurado que respeta el derecho de los trabajadores a convocarla.
«Ese derecho de huelga tiene que cumplir la misma ley de huelga y que dice que cuando los servicios son esenciales, y la ropa de los enfermos es esencial, se deben de pedir con más de 10 días de antelación, que parece que es el requisito que no han cumplido. Me imagino que apelaran, lo verá un juez y el martes sabremos la decisión», ha señalado.

 

En el vídeo, trabajadores de FLISA recogen ropa del Hospital 12 de Octubre

Tu opinión