Principal Cultura Fallece José Raúl Díaz Viera «El Canario», el poeta que regalaba versos...

Fallece José Raúl Díaz Viera «El Canario», el poeta que regalaba versos en Getafe

8167
2

el-canario_getafe_p

 

  •  Ha fallecido a los 60 años de edad
  • Era muy conocido en Getafe, pero también en otros puntos de la geografía nacional

 

Nacido  el 18 de Mayo de 1954, se presentaba de esta forma en las redes sociales:  «pintor, poeta, músico y figurante de películas premiadas en Hollywood, Berlín y San Sebastián, colaboró de Auxiliar Artístico en 1977 y 1978 con TVE, ha trabajado al lado de Esteso en «Aplauso» en «300 millones» con Olga Guillot, en las “1001 estrellas” con Luís Aguilé, colaboró en pequeños papeles con Nadiuska y en películas de López Vázquez, ha publicado más de 100 títulos». No podrá seguir aumentando sus publicaciones, pues falleció el pasado 18 de octubre a los 60 años de edad.

Era frecuente verle por la calle Madrid, repartiendo entre los viandantes sus pequeños libros llenos de poesía por la voluntad.

Entre sus obras destacamos «Ella…Cies y yo a orillas do Atlántico», «Ensueñándome», «La niña buganvillera», «Atardenochecer», «Mi alma guanche entre los surcos del destino», «Palmaveraleando», «Primavera Rociando», entre otras.

Del Autor al Lector

Sus raíces como artista se remontan a su adolescencia. En 1969 ingresa en el Real Conservatorio de Música de Madrid, abandonándolo más tarde por problemas económicos. Pero sus aspiraciones y sentimientos artísticos no se sofocan y a la vez que estudia bachillerato se incorpora a la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, naciendo en él una nueva etapa como pintor de óleos y temples, allá por el año 1971. Paulativamente, algo se torna gris en su vida y cae enfermo en el año 1974, recuperándose tres meses después. A pesar de las limitaciones, aflora de nuevo su espíritu de pintos y va tomando forma el gérmen literario que en él se encuentra innato. Un año después, su dedicación es plenamente musical. Comienza a publicar obras a partir de 1978, no dejando hasta casi su fallecimiento de ofrecer su poesía por las calles de muchos rincones del país, especialmente en las calles de Getafe.

Como él gustaba decir, sus obras, casi nacidas al momento, pasaban «del autor al lector». Esta cercanía es lo que le hizo muy famoso no solo en nuestro municipio, sino en muchos otros lugares de España.

Descansa en paz, «Canario», que allá donde estés te hayan acompañado las musas y sigas, inmutable, rociando de versos el aire y la tierra.

 

Tu opinión