Principal Interesa Deporte La Federación Madrileña de Rugby no homologa el nuevo campo del polideportivo...

La Federación Madrileña de Rugby no homologa el nuevo campo del polideportivo de El Bercial

3815
1

getafe_bercial_polideportivo

  • El nuevo campo de rugby del polideportivo de El Bercial no pasó la inspección de homologación del técnico de la Federación de Rugby
  • A la espera del dictamen oficial, el fallo apuntaba a la falta de espacio de seguridad

Ayer era el día para que el rugby de Getafe diera un gran paso. Un técnico de la Federación Madrileña de Rugby se personaba en el flamante nuevo campo de rugby del polideportivo de El Bercial para homologarlo para la práctica deportiva y para que pudiera albergar partidos oficiales.

Lo que en un principio iba a ser una celebración, acabó en una gran decepción. El técnico de la Federación Madrileña de Rugby, pese a las quejas de los deportistas y jugadores de rugby, así como de algunos responsables políticos presentes, no homologó el campo de rugby. El motivo, la falta de espacio de seguridad en las bandas y en los fondos. Según ha podido saber este medio, la distancia mínima entre la línea de fin de campo y la valla perimetral de la instalación debe tener al menos 3,5 metros. En el caso del campo de El Bercial, tiene unos 2,5 metros, por lo que faltaría un metro para cumplir la normativa. En temas de seguridad el técnico de la Federación se mostró inflexible. También faltaba distancia entre los fondos del campo y los parabalones.

Mazazo para los deportistas presentes, que pedían explicaciones a los responsables de la obra. Según estas mismas fuentes, fue el anterior asesor de deportes el que ordenó ensanchar el campo, sin tener en cuenta las medidas mínimas exigidas en la normativa para su homologación.

De nada sirvió que los jugadores explicaran al técnico de la Federación que había campos en peores condiciones en los que se llevaban a cabo partidos oficiales, estando por tanto homologados.

¿Y ahora qué?

La solución pasa por volver «a pintar» todo el campo. Al tratarse de césped artificial, una posible solución es la de cortar los tramos que tienen pintura, colocar césped nuevo, y volver a repintar todo el campo, guardando las distancias exigidas para su homologación.

El técnico antes de marcharse se mostró muy receptivo manifestando que, en cuanto estuvieran las medidas mínimas exigidas, acudiría inmediatamente para conceder la ansiada homologación al nuevo campo de rugby.

Mientras tanto, el campo solo servirá para entrenar.

1 COMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.