Principal Opinion A-Cierto Pleno Acierto Pleno: Un Pleno Extraordinario, muy ordinario, sobre el Estado del Municipio

Acierto Pleno: Un Pleno Extraordinario, muy ordinario, sobre el Estado del Municipio

1829
0

 

getafe_salon_plenos_01

Cinco horas, con sus trescientos minutos y sus dieciocho mil segundos, es lo que ha dado de sí el primer Pleno Extraordinario sobre el Estado del municipio de Getafe. No pasará, ya se lo digo yo, a los anales de la historia como el Pleno más interesante. Lo cual tampoco es una novedad.

Comencemos por alabar la intervención de los portavoces (en masculino, ya que han sido nueve hombres por una mujer) de los diversos Consejos Sectoriales de Getafe (Mayores, Sanidad, Sostenibilidad, Movilidad, Educación, Cultura, Mujer e Igualdad…). Es la primera vez que existe esta posibilidad, al menos yo no recuerdo otra, lo cual debe ser motivo de satisfacción en cuanto a la participación ciudadana se refiere. Eso sí, para ser sinceros, también hay que decir que todos, o casi todos los portavoces intervinientes, son militantes de partidos políticos o de sindicatos.

Otro punto a destacar es la aparición de las famosas mallas compradas por GISA, y que la alcaldesa ha achacado a Juan Soler, el exalcalde. Por boca de Fernando Lázaro, portavoz en este Pleno del Partido Popular, y por una fotografía, nos hemos enterado que las mallas han ido a parar a dos hermanos, deportistas del municipio en la modalidad de lucha grecorromana.

getafe_pleno_extraordinario_municipio_mallas

Este asunto ha creado un conato de enfrentamiento entre Lázaro y Sara Hernández, ya que esta última ha afirmado que estudiarán jurídicamente si una empresa pública en cuyos estatutos figura la promoción empresarial, contempla la compra de material deportivo. Veremos lo que dan de sí las mallas, en esta malla de reproches continuos, amagos, acusaciones y descalificaciones light entre unos y otros.

Sobre los problemas de la ciudad, y sus ciudadanos y ciudadanas, se ha hablado poco. Y sobre las posibles soluciones a los problemas, más bien nada. Esto, que ya es una tónica habitual en cada Pleno, debería ser analizado por quien corresponda, ya que no solo aleja a la ciudadanía de interesarse por el máximo órgano decisorio de su ciudad, sino que está consiguiendo que los vecinos ni lo sintamos ni lo padezcamos, como esa parte externa del codo que está hecha callo que tampoco siente ni padece.

Tanto es así, que hasta quien cobra por asistir a los Plenos, se ausenta del mismo en vista de su falta de utilidad o de interés. Por ejemplo, en algunas ocasiones solo dos concejales del Partido Popular se encontraban en sus asientos, hasta el punto de que el concejal y diputado Juan Soler ha debido pensar en la inutilidad de este Pleno, privándonos de su presencia a la hora de su comienzo.

Pocos datos se han ofrecido de interés en este Pleno, y eso es preocupante. Para poder analizar el estado de una cosa, en este caso del municipio, se deben conocer los parámetros y los datos que midan las magnitudes. De los pocos datos aportados, Ahora Getafe por boca de su portavoz, Vanessa Lillo, ha ofrecido datos de una parte del Presupuesto del año 2015 que ha quedado en un cajón. De nuevo, promoción del Empleo y la Agencia Local de Empleo y Formación, dejan sin gastar sus recursos económicos. No debe hacer falta.

En su turno de réplica, Sara Hernández ha aportado varios datos sobre la gestión del Partido Popular que pueden dar mucho que hablar. De entre ellos, destacamos la compra de unas barredoras en la empresa pública LYMA a quien presuntamente tiene un lazo de sangre con uno de los concejales del anterior Gobierno local del Partido Popular. O los 33.800 euros destinados a las dietas de los cuatro escoltas, policías locales, de Juan Soler. O a los 6.700 euros en infracciones de tráfico realizadas en el municipio de Madrid por estos escoltas, y que el consistorio está tratando de gestionar. ¿No les parece curioso que la policía local no respete las normas de circulación?.

Más cifras. 35.559 euros en gastos de locomoción del anterior Gobierno del Partido Popular, con 251.721 euros en dietas o 471.628 euros en gastos protocolarios. Toda una millonada pagados a golpe del riñón del contribuyente getafense. Casi nada.

Tampoco podían faltar alusiones a presuntos hechos delictivos, o a las últimas operaciones policiales o judiciales en el municipio, que por desgracia, padecemos con indignación aquellos que vivimos y sentimos la ciudad.  Estos «torpedos» han sido lanzados por los partidos políticos, como salvas de profundidad a la espera de hundir al adversario político. El «caso Jeromín», el «caso Aparcamientos», el nuevo «caso Aparcamiento de GISA», las contrataciones en las empresas públicas de hijos de senadores… han irrumpido nuevamente en el salón de Plenos de Getafe, provocando la humareda habitual que disipa los verdaderos problemas de la ciudad. Eso sí, debemos aclarar que no ha sido la Guardia Civil, ni los juzgados quienes han encontrado presuntos ilícitos en los expedientes, sino aquellos que movidos de una curiosidad sana, y una decisión a prueba de bombas, hemos llenado de paciencia nuestros días y quitado muchas horas a nuestras familias.

Acabó el Pleno Extraordinario del Estado del municipio de Getafe. Con sus cinco horas, trescientos minutos y dieciocho mil segundos que, a mí particularmente, se me han hecho eternos, mallas mediante.

Ya pueden irse de vacaciones, señores concejales, si es que ya no lo estaban.

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.