Principal Social Asociaciones Los obispos de Getafe y Alcalá animan a incumplir la ley de...

Los obispos de Getafe y Alcalá animan a incumplir la ley de Madrid contra la homofobia

3783
1
El obispo de Getafe, Joaquín Mª López de Andújar, el de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla junto al obispo auxiliar de Getafe, José Rico Pavés
  • Los obispos afirman que la norma busca «anular la enseñanza pública de la Biblia» al obligar a los colegios a tratar de manera específica la diversidad sexual en las aulas
  • Asociaciones en defensa de los colectivos LGTBI+ tachan de vergonzosas las palabras de López de Andújar y de Reig Plá

En una carta, los obispos Joaquín María López de Andújar (Getafe) y Juan Antonio Reig Plá (Alcalá de Henares) han cargado duramente contra la ley de protección integral del colectivo LGTBI aprobada hace un mes por la Comunidad de Madrid -con los votos en contra del Partido Popular- y han llamado a la insumisión a sus feligreses.

La ley, cuya esencia es la lucha contra la discriminación por razón de orientación e identidad sexual recoge en sus preceptos obligar a los centros educativos -tanto públicos como concertados- a tratar de manera específica la diversidad sexual en las aulas. Los obispos consideran que se fuerza a educar en «una antropología no adecuada» porque niega la diferencia sexual varón-mujer: «Esta ley se halla en contradicción con la moral natural, acorde con la razón y pretende anular la enseñanza pública de la Biblia», escriben en su carta.

Para los obispos, esta Ley «más aún, pretende prohibir, incluso, rezar públicamente por las personas que suplican la oración para un cambio de orientación en su vida».

«Atentado a la libertad de expresión»

López de Andújar y Reig Plá consideran que esta Ley aprobada el pasado 14 de julio en la Asamblea de la Comunidad de Madrid es «un ataque a la libertad religiosa y de conciencia», además de un «ataque y censura al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias creencias y convicciones». Añaden en su misiva que es «un atentado a la libertad de expresión, a la libertad de cátedra y a la libertad de los científicos y profesionales en la búsqueda de la verdad».

Los obispos cargan no sólo contra los políticos del arco parlamentario, sino también contra «los grandes sindicatos, la mayoría de los medios de comunicación y muchas de las grandes empresas». Todos ellos, a su juicio, tratan de imponer «ideológicamente» un «pensamiento único» que «anule la libertad y el coraje de buscar la verdad de la persona humana».

Por ello, «ahora más que nunca», hacen un llamamiento a sus feligreses para «llevar la misericordia sanadora de Jesucristo a este mundo»: «Llamamos a los católicos comprometidos en el servicio de la política, de la sanidad, de la educación, así como los esposos y padres de familia, etc a colaborar, cada cual según su propia vocación, en la edificación de una cultura que venza a las mentiras de las ideologías y se abra a la verdad de la creación y de la persona humana».

Asociaciones califican de  «vergonzosas» las palabras de los Obispos

getafe_orgullo_lgtbi_2016
La corporación municipal de Getafe apoya al colectivo LGTBI+

La Asociación DiversAH y Gaytafe LGTBI+, asociaciones por la defensa de los derechos
de las personas LGTBI+, han condenado «sin paliativos las indignantes palabras vertidas por los obispos de Alcalá de Henares, el señor Reig Pla, y el obispo de Getafe, señor López Andujar».

Para estas entidades, el comunicado de los obispos «es un fiel reflejo del pensamiento cavernícola, medieval y reaccionario de los firmantes, y queremos pensar que no es el de toda la Iglesia, aunque si a ello unimos las recientes palabras del papa Francisco contra las personas transexuales, nos tememos que la LGTBIfobia es un mal muy extendido en una institución tan influyente en el estado español como es la Iglesia».

Las asociaciones han querido rebatir cada uno de los puntos de la carta de los obispos, comenzando por señalar que la Ley Integral contra la LGTBIfobia «ni contradice la ‘moral natural’ ni anula la enseñanza pública de la Iglesia, ni prohíbe rezar por quien pretenda cambiar ‘la orientación de su vida’, puesto que dicha ley en ningún momento conculca la libertad religiosa y moral que se tiene reconocida en el estado español por los artículos 15 y 16.1 y 16.2 de su Constitución, la misma que por cierto también reconoce el derecho a la integridad personal (art.15 y 18.1) y a no ser discriminado por ninguna circunstancia (art.14), derechos que este comunicado y quienes lo patrocinan han violado».

Añaden los colectivos LGTBI+ que «la Ley Integral contra la LGTBIfobia no ataca a las libertades religiosas, educativas, de expresión, de cátedra o científica, sino que pretende que las personas LGTBI tengamos los mismos derechos y nos veamos reflejados en espacios donde hasta ahora estábamos totalmente invisibilizadas o incluso donde se violaban sistemáticamente nuestros derechos. Por otro lado, cabe recordar que el estado español es, al menos teóricamente, un estado aconfesional (art. 16.3 de la Constitución) y que por tanto todas las instituciones vinculadas a un culto religioso e independientemente de su actividad, están obligadas a cumplir la legislación vigente, ya que ésta no busca el adoctrinamiento (como si hacen, por cierto, las instituciones religiosas) sino el desarrollo y el cumplimiento de los principios dados en la Constitución y a los que nos referíamos antes».

Los colectivos señalan que «hace tan solo 50 años era precisamente la Iglesia quien imponía un pensamiento único en las escuelas, universidades, en la cultura, la prensa, con el beneplácito de un régimen dictatorial y genocida como fue el franquista. Y quien se desviaba en lo más mínimo de este pensamiento único (como eran muchas personas LGTBI) lo acababa pagando con la cárcel y en no pocos casos con su vida, todo con el silencio cómplice o incluso con la participación directa de la Iglesia católica. Aun así, no hay ninguna pretensión de imponer un pensamiento único, repetimos, sino  de asegurar que ninguna persona sufre marginación o discriminación en la Comunidad de Madrid por razón de su identidad sexual o de género».

Junta directiva de la asociación Gaytafe LGTBI+
Junta directiva de la asociación Gaytafe LGTBI+

Añaden las asociaciones que es asombroso ver «como aquellas personas que tendrían que ser su guía espiritual se dedican a ningunear y atentar contra la dignidad de las personas LGTBI, entre las cuales hay muchos católicos».

«Nos parece también gravísimo e irresponsable que en este comunicado se defiendan las terapias de ‘curación’ de la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad, cuando está demostrado que dichas terapias son muy peligrosas para la integridad física y psíquica de quienes se someten a ella y que constituyen un riesgo para la salud pública, por no hablar de la dudosa legalidad de los métodos que se emplean en las mismas, dignos de una película de terror», escriben la Asociación DiversAH y Gaytafe LGTBI+.

Rechazan los colectivos «sus oraciones para ‘sanarnos'» porque «no hay ninguna persona LGTBI a la que ‘sanar’: no somos personas enfermas, nunca lo hemos sido y desde 1990 la Organización Mundial de la Salud no la considera una enfermedad».

En resumen de lo anteriormente expuesto, DiversAH y Gaytafe LGTBI+ expresan «su
completa repulsa y condena a las palabras de este comunicado y exige a sus autores y firmantes una rectificación inmediata del mismo mediante su retirada. Así mismo, exige a las autoridades competentes que se tomen medidas contra los autores por entender que el comunicado exhorta al odio y la discriminación contra las personas LGTBI y que puede ser constitutivo de delito en función de la legislación vigente que previene tales manifestaciones y a las cuales no entendemos amparadas ni por la libertad de expresión ni por la libertad religiosa».

Por último, DiversAH y Gaytafe LGTBI+ estudiarán, en coordinación con otras asociaciones y colectivos LGTBI, «la conveniencia de tomar medidas legales más allá de este comunicado para dar respuesta a las palabras de los obispos, que nos han llenado de indignación y vergüenza».

1 COMENTARIO

  1. Pues cuando hablaban de la ordenanza de que los homofobos eran delgados y cristianos,yo no les oi levantar la voz a sus eminencias. Creo que debe haber una ley que no discrimine la orientacion sexual pero tampoco que los Lobbys y repito los Lobbys adoctrinen a los niños en orientacion,dando por ejemplo que es bueno mantener relaciones sexuales con parejas del mismo o distinto sexo para probar.

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.