Principal Getafe Dos miradas muy distintas sobre Corrugados Getafe

Dos miradas muy distintas sobre Corrugados Getafe

3128
0

getafe_corrugados

  • Publicamos íntegramente el comunicado remitido por el Comité de Empresa sobre la presunta contaminación que produce la industria
  • Por otra parte, Ecologistas en Acción tiene una visión radicalmente distinta, como así lo ha plasmado en unas recientes alegaciones al procedimiento de revisión de la Autorización Ambiental Integrada a la empresa

Comunicado del Comité de Empresa de Corrugados Getafe S.L

Ante las noticias aparecidas en diversos medios de comunicación referentes a la contaminación que produce Corrugados Getafe, el Comité de Empresa se ve en la obligación de explicar e informar de todo aquello sobre lo que tenemos conocimiento con el objetivo de tranquilizar a las partes implicadas en este asunto.

En primer lugar, entendemos la preocupación de los vecinos y vecinas adyacentes a nuestro centro de trabajo, y más, cuando de forma continuada se está creando una ola mediática que a nuestro entender dista mucho de la realidad.

Como no puede ser de otra manera, los primeros interesados en que las condiciones de trabajo no superen los mínimos establecidos en lo referente a todo tipo de contaminantes a los que estamos expuestos, somos los trabajadores y trabajadoras de Corrugados Getafe.

No entendemos como las mediciones internas que se realizan aproximadamente cada 3 meses no detectan niveles que superen el límite establecido para realizar nuestro trabajo y sí perjudique a vecinos que se encuentran a 500 metros  de distancia.

Éste Comité de Empresa está concienciado con el Medio Ambiente, y por ello, nuestros Delegados de Prevención en el Comité de Seguridad y Salud trabajan para corregir cualquier tipo de anomalía que pudiera derivarse de una mala praxis que perjudique a nuestro entorno, y por ende, a la salud de nuestros compañeros y compañeras.

Otro de los datos a destacar, es que tras las pertinentes explicaciones que hemos pedido a la dirección de Corrugados con respecto a este asunto, ésta nos indica que a día de hoy no hay ni informe ni sanción por la CAM, con lo cual, es imposible implementar cualquier tipo de medida correctora ya que se desconoce si se incumple alguna normativa.

Lo sencillo para nosotros sería caer en el discurso fácil de «esta fabrica lleva aquí más de 50 años…»,  «los que compraron los pisos sabían que había una fundición al lado…», “por qué las administraciones permiten edificar cerca de una fábrica si ésta emite contaminantes…” etc.. etc… pero como decíamos al principio, respetamos y entendemos la preocupación vecinal, por ello, tratamos de trasladarles la información de la que disponemos y que observamos que no disponen.

Ejemplos:

  • se habla de una nube blanca y tóxica que emana de la fábrica, pues bien, es única y exclusivamente vapor de agua.
  • Se ha dicho que en agosto hay malos olores provenientes de nuestro centro cuando la producción ha estado parada al estar en proceso vacacional. Comprobándose posteriormente que los olores proceden del mal estado del alcantarillado, de la depuradora La China o del centro de residuos de Valdemingomez.
  • Se comenta que hay que “medir en continuo”, cuando para que esta práctica se lleve a cabo, hay que producir al 100%. Lamentablemente, a diferencia de lo que producíamos en la pasada década, no llegamos al 50% por lo tanto no hay ni obligatoriedad, ni requerimiento alguno por ningún organismo para que esto sea así.

El aclarar todo este tipo de bulos e informar a la ciudadanía, no tiene como objetivo el lavar la cara a una empresa qué, amparándose en las últimas reformas laborales (2010 y 2012) ha causado sufrimiento en cientos de familias, tanto por los sucesivos despidos como por la precarización de nuestras condiciones laborales, llegando a dejar de percibir un 34% menos de nuestro salario tras un cierre en noviembre de 2012 que nos llevó a un juicio en enero de 2013 donde tuvimos que elegir como popularmente se dice entre susto o muerte, es decir, precariedad o paro. Reingresando con dicha bajada salarial de la que aún no hemos recuperado nada.

Nuestro único fin es defender los puestos de trabajo que dan de comer a más de 100 familias. Creemos que ya hemos cumplido un cupo de sufrimiento laboral suficiente en este periodo (interminable) de crisis.

Por todo ello, nos gustaría que en el futuro se contraste la información con todas las partes afectadas para de esa manera no trasladar a la opinión pública una sola versión. Nos reafirmamos en que somos los mayores interesados en que Corrugados Getafe cumpla con las medidas de seguridad y salud.

Para finalizar, esperamos  que Corrugados no se convierta en una cabeza de turco de donde sacar rédito electoral entre las distintas administraciones y se trate el tema con seriedad y rigor. Para eso, apelamos a los partidos políticos, tanto a nivel local como regional, para que dejen de lado sus diferencias y apoyen a un deteriorado tejido industrial creador de riqueza y bienestar, y defienda los puestos de trabajo trabajando, valga la redundancia, para que estos sean cada vez menos precarios y de esa manera reactive tanto la maltrecha economía doméstica de los trabajadores y trabajadoras, como las arcas del Estado español.

Corrugados Getafe, un riesgo para el medio ambiente y para la salud para Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción presentó alegaciones al proceso de revisión de la autorización ambiental integrada (AAI) de Corrugados Getafe y solicitó «que no se le renueve dicha AAI, se proceda a su traslado y se le exija el cumplimiento de los controles ambientales imprescindibles para que no siga poniendo en peligro la salud de los vecinos de Getafe y el medio ambiente», según explicaron mediante nota de prensa.

La organización ecologista presentó alegaciones a la documentación del procedimiento de revisión de la autorización ambiental integrada de la actividad de «fabricación de barras corrugadas de acero», promovida por Corrugados Getafe, en las que señala 19 aspectos ambientales en los que esta empresa ha estado incumpliendo las exigencias establecidas en la Autorización Ambiental Integrada concedida en septiembre de 2008 y modificada de oficio en octubre de 2014 y en la aplicación de las Mejores Técnicas Disponibles que son obligatorias en el sector de la producción siderúrgica desde febrero de 2016.

Entre los 19 aspectos ambientales en los que Corrugados Getafe incumple sus obligaciones ambientales, siempre según la versión de Ecologistas en Acción, éstos destacan los referidos al funcionamiento del Sistema de Gestión Ambiental, el control de la toxicidad de la chatarra que está utilizando como materia prima, la superación de los límites de emisión de contaminantes a la atmósfera, la no realización de controles de emisiones en continuo, el control insuficiente de las emisiones de dioxinas y furanos así como la no existencia de control de emisiones de benceno, ácido clorhídrico y ácido fluorhídrico

Ecologistas en Acción afirmaba que Corrugados Getafe «es la tercera instalación industrial más contaminante de la Comunidad de Madrid y la distancia de las viviendas, colegios e institutos más próximos se sitúan entre los 200 y los 500 metros». Desde la organización ambiental concluían que «todos estos datos demuestran el nulo compromiso por parte de Corrugados Getafe con el cumplimiento de sus obligaciones ambientales y el respeto a la salud de los vecinos de Getafe y al medio ambiente. De seguir en la misma situación, es decir, emitiendo partículas altamente tóxicas y cancerígenas, aumentarán los problemas de asma, serán más severo el deterioro de la función pulmonar, habrá problemas de reproducción y desarrollo, así como será de mayor gravedad la presentación de enfermedades respiratorias».

Además Ecologistas en Acción denunciaba que mientras las administraciones autonómica y local «ya anunciaban en marzo de 2016 el control ‘inmediato’ de las emisiones con mediciones en continuo y ahora comunican el inicio de un expediente sancionador por parte de la Comunidad de Madrid, por superación de los límites de emisión de gases contaminantes, los vecinos siguen sufriendo las consecuencias de la falta de control y seguimiento sobre Corrugados Getafe, sin que hasta el momento se haya implementado ninguna medida de control efectivo». La organización lo califica de inadmisible.

Por todo ello, desde Ecologistas en Acción solicitaban con urgencia a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Getafe que exigieran el cumplimiento de la legislación vigente en su mayor grado de exigencia, como máxima garantía para la salud de la población y no se concediera la AAI a dicha instalación, que como se acredita en las alegaciones que presentó la entidad ecologista, «están fueran del control ambiental exigido» y «se proceda a su traslado como ya se propuso y aceptó en el acuerdo firmado por el Ayuntamiento de Getafe y Corrugados Getafe en 2006 para así evitar los prejuicios para la salud que en estos momentos esta instalación está produciendo».

Un lector nos ha enviado un vídeo cuestionando en el mensaje que adjuntaba que se tratara de «vapor de agua».

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.