Principal Caso Teatro El pozo sin fondo del Teatro de la Calle Madrid

El pozo sin fondo del Teatro de la Calle Madrid

1689
0

Centro Europeo de Produccion de Artes Audiovisuales y Escenicas de Getafe

  • Sale a concurso la redacción del proyecto para la finalización de las obras de ejecución del Centro Europeo de Artes Escénicas y Audiovisuales de Getafe
  • La adjudicación del proyecto se encuentra judicializada, con una prórroga del secreto de sumario que suma ya varios meses

El teatro de la calle Madrid, proyecto estrella del Gobierno Municipal de Juan Soler, que acabó estrellado, es salvo por su apariencia actual, un conjunto de vigas y columnas de hierro, un pozo sin fondo que se abrió en el corazón del municipio de Getafe.

Corría el mes de julio de 2014 cuando el gobierno del PP aprobó el proyecto y en octubre de ese año aprobó su construcción. En enero de 2015, apenas unos meses después, la dirección facultativa de las obras informaba al Gobierno Municipal de la necesidad de aprobar nuevas unidades de obra que no estaban contempladas en el proyecto. En marzo, un nuevo informe plasmaba la necesidad de modificar el proyecto, ante graves deficiencias en materia de seguridad, visibilidad o ruido, así como el replanteo de la estructura. Ante estos requerimientos efectuados por la constructora, el Gobierno de Juan Soler no hizo nada, lo que llevó inexorablemente a la paralización de las obras, cuando apenas se había construido el 15% de las mismas. Después se supo que, en el año 2015, no existía consignación presupuestaria para acometer el abono de las obras.

Un nuevo proyecto

La licitación del nuevo proyecto parte de una cantidad de 75.170 euros, a los que hay que sumar 15.785,70 euros en concepto de IVA (90.955,70 euros en total), con un plazo de ejecución máximo de 60 días.

Este nuevo proyecto, consistirá en la definición de modo preciso de la propuesta para la finalización de la construcción de este equipamiento cultural, tomando como partida «la estructura y elementos ya ejecutados».

El edificio se distribuirá en cinco plantas, más sótano, con el siguiente programa orientativo:

  • planta sótano, almacén salas de ensayo y vestuarios
  • planta baja, sala polivalente-zona pública de exposiciones, control de acceso al edificio. En la parte posterior de esta planta se situarán los camerinos.
  • En los siguientes tres niveles, se desarrollará una sala auditorio de 250 plazas, con tres graderíos escalonados, situándose en la planta cuarta slaas de talleres y laboratorios audiovisuales.

Este edificio, tendrá una superficie de 1.491,65 metros cuadrados, y su presupuesto de ejecución material se cifra en 1.699.600 euros.

A estas cifras hay que descontarle los 475.888 euros del 28% ejecutado a fecha de julio de 2015 y añadirle 84.980 euros del 5% de reparaciones del periodo de paralización de las obras, lo que junto con los gastos generales (13%) y el beneficio industrial (6%) hacen un total de 1.884.385,61 euros como precio de la contrata, IVA incluido.

Los Otros Gastos

Sin embargo, son otros gastos los que llaman poderosamente la atención. 82.856,92 euros abonados a Dragados en concepto de beneficio industrial del 6% del importe de las obras dejadas de realizar como consecuencia del desistimiento o suspensión de las obras iniciadas por plazo superior a ocho meses, a los que hay que añadir 723.158 euros según Dragados (719.730,18 euros según el ayuntamiento), por las obras ejecutadas hasta el momento, a la misma empresa. Para cerrar el capítulo de compensaciones a la empresa constructora, se inicia un «expediente contradictorio con audiencia al interesado para determinar la cuantía y naturaleza de los daños y perjuicios efectivamente producidos como consecuencia directa de la suspensión». Habría que añadir 11.356,98 euros por la asistencia técnica de la dirección facultativa al arquitecto Rafael Llamazares.

A estos gastos se unen los que supuso el derribo del edificio existente, 48.835,60 euros, más los 70.998,59 euros abonados por el deficitario proyecto básico y de ejecución a la empresa Vegas Arquitectura S.L, a la que se solicita por parte de Getafe Iniciativas, S.A. para que inicie las actuaciones necesarias en aras de exigir a esta empresa las responsabilidades e indemnizaciones que fueren preceptivas tal y como se recogen en el contrato suscrito el 23 de noviembre de 2012, por los daños y perjuicios ocasionados por las deficiencias constatadas en el proyecto.

Queda, por lo tanto, ver qué cantidades finales se abonan por el proyecto y construcción del nuevo teatro, pero hasta el momento, ese pozo sin fondo en el que se ha convertido el rimbombante Centro Europeo de Producción de Artes Audiovisuales y Escénicas, lleva engullidos 854.349,17 euros, y es poco más que un esqueleto.

Tu opinión