Principal Getafe El Canal de Isabel II exige más informes a la empresa solicitante...

El Canal de Isabel II exige más informes a la empresa solicitante de la instalación de la gasolinera

2069
0

getafe_gasolinera_canal_buenavista

El pasado 9 de agosto, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicaba un anuncio relativo a la solicitud de licencia de actividad para estación de servicio y local comercial en el terreno conocido como “Paraj. VP Buenavista” 2M”, dentro del término municipal de Getafe. Ante esa solicitud, se concedía un plazo de 20 días para la realización de alegaciones contra la concesión de dicha licencia.
Además de las alegaciones expuestas públicamente por la Asociación de Vecinos Los Molinos-Buenavista que fueron presentadas por cientos de vecinos, así como las presentadas por los partidos políticos y Ecologistas en Acción, ELBERCIAL.COM ha conseguido, en exclusiva, las alegaciones presentadas por el Canal de Isabel II Gestión S.A a través de correo administrativo, con fecha 1 de septiembre.

Alegaciones del Canal de Isabel II

Las presentes alegaciones presentadas se emitían sin perjuicio del informe que deba formular Canal de Isabel II Gestión respecto a la solicitud de licencia, “en conformidad con el artículo 59 de la Ley 9/2001 de 17 de julio del Suelo de la Comunidad de Madrid”, reza la alegación previa, “en función del cual deberá requerirse a Canal de Isabel II Gestión la emisión de dicho informe por razón de la afección de los intereses públicos que este Empresa Pública gestiona”, puede leerse .
Para el Canal, la solicitud de licencia “genera afección en la arteria de Getafe Ø 1600 HC, considerada infraestructura básica por el Plan General de Getafe” que discurre por la parcela contigua. La Empresa Pública señala que “el proyecto recoge que el edificio comercial se adosa a la parcela por la que discurre la conducción” según se aprecia en los planos adjuntados en el expediente, y continúa “dicho proyecto no dispone de documentación gráfica, ni de excavaciones ni de cimentaciones”, aunque eso sí, indica que las excavaciones “se harán por medios convencionales mediante taludes tendidos” por lo que a tenor del criterio del Canal, “las actuaciones recogidas en la solicitud de licencia comportan un riesgo para la integridad estructural de la infraestructura” por lo que solicita que se actúe según lo especificado en la normativa técnica del Canal de Isabel II.
En la segunda alegación, el Canal explica que deberá respetarse la normativa referente a las Bandas de Infraestructuras de Agua (BIA) y las Franjas de Protección (FP) según recoge la normativa vigente. En concreto, una BIA es una franja de suelo delimitada sobre las grandes conducciones en las que se establecen determinadas condiciones de protección. Su anchura puede variar desde los 4 metros hasta los 25, con una serie de condiciones de protección, como es la de no establecer estructuras, salvo las muy ligeras, no colocar instalaciones eléctricas que puedan provocar la aparición de “corrientes parásitas”, prohibiendo la instalación de colectores. Cualquier actuación de plantación o ajardinamiento, instalación de viales sobre las BIA o su cruce con cualquier infraestructura, requerirá la conformidad técnica y patrimonial del Canal.
Por su parte, las FP son franjas de suelo de 10 metros de anchura, adyacentes a ambos lados de una BIA. Para la ejecución de cualquier estructura, salvo las muy ligeras, también requieren de la conformidad del Canal de Isabel II, por lo que previo a la licencia de obra y de actividad, “se deberá recabar informe favorable, emitido por la Subdirección de Patrimonio de esta Empresa Pública”.

La licencia genera afección en la arteria de Getafe Ø 1600 HC considerada una infraestructura básica según el Canal

Otro de los puntos que recalcan las alegaciones del Canal, se refiere a que “por los viales de acceso a la CM2 discurren infraestructuras básicas de abastecimiento de agua” que pueden verse afectadas por el incremento de circulación de vehículos pesados por estos viales para la descarga de combustible, motivo por el cual “el proyecto deberá contener un estudio exhaustivo de la resistencia de viales por los que discurre las infraestructuras adscritas a esta Empresa Pública”.
Respecto a la declaración de impacto ambiental, en el proyecto se cita que se dispone de la misma, pero ésta “no viene recogida en el expediente en información pública” por lo que el Canal explica que “dicha declaración deberá recabar los informes de Canal de Isabel II Gestión S.A”.
Por lo tanto, el Canal de Isabel II solicita al Ayuntamiento de Getafe que le requiera, “en caso de no haberlo hecho ya, el informe de los intereses públicos gestionados por esta sociedad” y que se cumpla lo dispuesto en las normativas técnicas vigentes, además de recabar el informe favorable de la Subdirección de Patrimonio de Canal de Isabel II Gestión S.A respecto a la regulación relativa a las Bandas de Infraestructuras de Agua (BIA) y las Franjas de Protección (FP)”. Finalmente, informan que en la petición de los informes antes citados, se ha de incluir otro informe, el informe de ”resistencia de los viales de acceso a la parcela” por los que discurrirán los vehículos de gran peso que descargarán el combustible.

En el proyecto se cita que se dispone de declaración de impacto ambiental, la cual no venía recogida en el expediente

Alegaciones de Ecologistas en Acción

Consideración aparte merecen las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción, a los cuales les llama la atención que los Servicios Técnicos de Ayuntamiento de Getafe, hayan realizado un informe sobre la viabilidad de la implantación de un supermercado con estación de servicio, “que se resuelve como favorable y al mismo tiempo se reconozca que se producen incumplimientos de la normativa urbanística de aplicación en Getafe”, según apuntaban en su escrito.
En concreto este informe de los Servicios Técnicos municipales reflejaba que “se incumplen los porcentajes de intensidad de uso de suelo en este tipo de instalaciones” además de que la propuesta de instalación “no está suficientemente definida, en el proyecto presentado, por lo que no resulta posible comprobar el cumplimiento de las condiciones urbanísticas que marca el Plan Parcial PP-03 “Buenavista” y el Plan General de Ordenación Urbana de Getafe (PGOU)”.
Para aclarar estos términos, explican con un ejemplo el presunto incumplimiento de las dimensiones de la parcela respecto al proyecto presentado “si consideramos que de la superficie total de parcela donde se pretende instalar el centro comercial y la gasolinera, (1.618 m2), 1.004 m2 se destinarán a uso terciario comercial, nos quedaría una parcela de 614 m2 para la estación de servicio. Una superficie muy inferior a la mínima establecida por el PGOU de Getafe que establece ’una parcela mínima de 1.000 m2”para las estaciones de servicio’.
Por otro lado, el PGOU de Getafe también establece una Edificabilidad de 0,25 metros cuadrados/metros cuadrados para los primeros 2.500 metros cuadrados. Aplicando ese criterio, la superficie máxima de la gasolinera dentro de esos 614 m2 sería de 153 m2, muy inferior a las dimensiones de la gasolinera que se quiere construir, que según la documentación aportada por el promotor sería de 270 m2.
Por lo tanto consideramos que en ambos casos se está incumpliendo lo establecido en el PGOU de Getafe y no se debe conceder la licencia de actividad”, señalan desde la entidad ecologista en su escrito de alegaciones.

Los ruidos que podría generar la instalación de la gasolinera han sido otro de los aspecto recogidos por Ecologistas en Acción en sus alegaciones, al señalar que “el promotor de la instalación reconoce en el apartado 8.a Ruido y Vibraciones, que el nivel de emisión de ruido de los surtidores será de 48 dBA, los vehículo en posición de parada 68 dBA, los tubos de escape 75 dBA, los vehículos ligeros a 1000 rpm 60 dBA, los vehículos pesados y motocicletas 80 dBA y que la parcelas colindantes distan 28 metros de la estación de servicio.
Todos estos valores son superiores a los límites establecidos por la Ordenanza de Medio Ambiente de Getafe que son 55 dBA durante el día y 45 dBA durante la noche”.

Posibles riesgos para la salud

Muy importante es el posible riesgo para la salud de las personas que, prolongadamente, puedan verse expuestas a las emisiones contaminantes expulsadas de los repostajes. Según recoge un estudio publicado en el nº 61 de la revista Occupational and Environmental Medicine se indica que residir cerca de talleres de coches o de gasolineras multiplica por cuatro el riesgo de leucemia en niños debido a las emisiones de benceno. La investigación ha sido llevada a cabo en Francia mediante un estudio multicéntrico, en el que han participado distintos departamentos hospitalarios de hematología pediátrica.
Hay que recordar que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), organismo de la OMS ha clasificado el benceno como carcinógeno en el nivel más alto (Grupo 1).

Movilización vecinal

Mientras se estudia la concesión de la licencia, los vecinos siguen recogiendo firmas a través de la plataforma online Change.org y no descartan comenzar con la recogida presencial. También quieren llenar sus balcones de pancartas mostrando su rechazo a la gasolinera y extender a todo el municipio sus movilizaciones, con protestas en las calles. Fuerza y ánimo no les falta. El futuro olor a gasolina ha llenado al completo sus depósitos.

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.