Principal Opinion Cartas al director Cartas al Director: El Concurso de Carnavales en Perales del Río

Cartas al Director: El Concurso de Carnavales en Perales del Río

2019
0

Vaya por delante que el Carnaval del barrio de Perales del Río es una de las fiestas con las que más disfruto, creo que los niños son una simple excusa para disfrazarme. Vaya por delante también que los premios del concurso de disfraces son trofeos y placas y no hay ningún interés económico; y vaya por delante, por último, que casi siempre nos llevamos algún premio, ya sea de los tres primeros o alguna placa de “al más original”, “al material reciclado”, etc. Al final hay premios para casi todos.

Digo todo esto porque la crítica que voy a hacer a continuación no es fruto de un enfado por no conseguir premio ni mucho menos, lo bien que me lo paso con el grupo que hacemos es el premio al esfuerzo que realizamos, pero creo que de un tiempo a esta parte, el concurso de disfraces que se celebra anualmente en el barrio, se ha convertido en un concurso de coreografías y de atrezzos de tamaño gigante con el que los aficionados y los grupos que organizamos solo para disfrutar esta fiesta, no podemos competir.

Creo que desde hace un tiempo a este concurso le faltan normas que van más allá del número de participantes. Y categorías, que no pongan a competir a un grupo de madres del colegio que hacen sus disfraces en sus ratos libres, contra una comparsa en toda regla que al día siguiente participa en el desfile del centro de Getafe, imagino que acogiéndose a subvención (si  no lo hacen, están tardando) con mega infraestructuras de aviones, barcos o similares como carrozas de Reyes, o contra disfraces comprados en la tienda correspondiente, eso sí, con coreografías que quitan el hipo.

El primer premio ya está adjudicado siempre antes de empezar el concurso, a la de las megas infraestructuras. Ropa acorde al atrezzo, música que ahoga cualquier otra que llevemos el resto y muchos participantes, muchísimos. Una pasada, de verdad, merece la pena verles todos los años. Son la atracción principal del pasacalles.

Así que los demás grupos optamos al resto de premios y esta es mi crítica. Es un carnaval de barrio, donde lo divertido es salir con los amigos, el tiempo que has pasado pensando un disfraz original, el esfuerzo invertido en sacar ratos libres para coser, pintar, imaginar (mucha, mucha imaginación) la forma de hacer reír a los demás y, sobre todo, el día del pasacalles, meterte en el papel y disfrutar. Pero si entras a concurso, deberías poder optar a todos los premios por igual.

Creo que un concurso de disfraces es de eso, de disfraces, y que deberían primar la originalidad, los materiales, el ámbito y la actualidad del tema elegido y no tanto del acompañamiento aunque, por supuesto, todo cuenta para meterse en el papel. La música y el atrezzo son importantes en el pasacalles, ya que dan vistosidad, pero creo que en el concurso no debería primar.

Para próximos años, ténganlo en cuenta, no es lo mismo, hay categorías y cabemos todos. Me gustaría que la gente del barrio se animara aún más a participar. Pero esta es mi opinión, y es solo eso, una opinión.

PD: Este año también nos han dado premios y aunque no es nuestra finalidad, prometo que nos hace muchísima, pero que muchísima ilusión.

Una carnavalera peraleña

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.