Principal Social Asociaciones El barrio de Los Molinos de Getafe en lucha para reclamar sus...

El barrio de Los Molinos de Getafe en lucha para reclamar sus dotaciones educativas

4094
0

  • Los padres y madres de Los Molinos, en Getafe, barrio con apenas 5 años de existencia, han comenzado una justa reivindicación en favor del derecho a una educación pública de calidad para sus hijos e hijas
  • Exigen la terminación completa del colegio Miguel de Cervantes y la construcción de un segundo colegio en su barrio

El origen del conflicto es la desastrosa planificación educativa de su barrio, que comenzó cuando en el año 2015 les permitieron matricular a los niños de 3-5 años en un colegio sin construir, que originariamente iba a ser una Escuela Infantil, cuya adjudicación del proyecto al arquitecto Joaquín Torres por parte del Gobierno municipal del PP de Juan Soler se encuentra sumido en una causa judicial dentro del conocido “Caso Teatro”. Los responsables educativos les afirmaron, en todo momento que el colegio “estaría para el inicio de curso. Nos equivocamos y ese fue el inicio de nuestro calvario”, explican los padres a este medio.

Tras esto, según los padres, “una vez que los pequeños estuvieron matriculados y sin opciones de poder hacerlo en otro centro, tanto el Ayuntamiento de Getafe como la Dirección de Área Territorial Madrid Sur de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid se reunieron con todos los padres para informarnos que el colegio no estaría para el inicio del curso 2015/16, debido a que ninguna constructora se quería hacer cargo de la obra” cuentan los padres cuyos hijos están matriculados en el colegio Miguel de Cervantes, y añaden que “tanto el Ayuntamiento de Getafe como la Dirección de Área Territorial Madrid Sur sabían que no se iba a construir el Colegio en plazo antes de que los padres matriculásemos a los niños, como así reconocieron en una reunión mantenida con todos nosotros”.

Tras numerosas reuniones, el Ayuntamiento de Getafe habilitó una ruta escolar a petición de los padres y madres para llevar a los niños matriculados en ese centro sin construir al Colegio Gabriel García Márquez en Getafe Norte, el tiempo que durasen las obras.

En ese momento, se decidió por parte del AMPA crear una “Comisión de Obra”, con el objetivo de realizar el seguimiento a las Administraciones Públicas respecto a los avances de las obras, pero desde el AMPA se manifiesta que las comunicaciones siempre les llegaron “a través de la prensa”. Solo cuando desde el AMPA decidieron aparecen en prensa y televisión para denunciar el caso, fue cuando se les informó de que había ya una empresa constructora y que no debían haber “acudido a los medios de comunicación”.

La primera fase de construcción del colegio consistió en un comedor, como sala multiusos, cocina “para escuela infantil”, un aula polivalente y siete aulas.

Ya en este curso 2016/2017, la Dirección de Área Territorial Madrid Sur abre un cuarto aula de 1º curso de infantil debido a la alta demanda de escolarización del barrio, siendo consciente de la falta de espacios, eliminando un aula de 4 años y fusionando los tres grupo de alumnos en dos aulas “que superan la ratio de 25 alumnos por clase hasta el punto de alcanzar una ratio de 28 alumnos cada una de ellas”, denuncian desde el AMPA del centro. Además se les indica que “dado que se admite un cuarto curso de 1º de infantil, la sala polivalente es utilizada para escolarizar a los alumnos de 1º curso de primaria. La consecuencia es que los niños no disponen de un aula donde realizar las actividades de gimnasia y de psicomotricidad”. La indignación crece entre los vecinos del barrio, por lo que deciden recoger firmas para la construcción completa del colegio, llegando a la cifra de más de 4.000, que “son entregadas en la DAT Sur junto con los Colegios Emperador Carlos V y El Bercial”, ya que estos colegios también se encuentran a medio construir.

Debido a estos cambios en el espacio físico del colegio,los niños han tenido que hacer psicomotricidad en un pasillo y para los desdobles, las profesoras salían a dar clase a los pasillos o llegaban a utilizar el despacho de dirección, según cuentan a este medio fuentes del AMPA. “Los niños de primaria hacen educación física en unas pistas cercanas, saliendo del recinto escolar y teniendo que cruzar dos calles para llegar a estas pistas, con el consiguiente riesgo que esto supone”, denuncian los padres y madres.

La situación para el curso 2017/2018 no es muy halagüeña. La DAT Sur abre un quinto aula de 1º curso de infantil debido a la alta demanda de escolarización del barrio, pasando a ser un centro de línea 5 con infraestructuras de un centro educativo de línea 3.

“En el mes de febrero se mantuvo una reunión con el Director de Área Territorial Madrid Sur, Manuel Bautista en la que se puso sobre la mesa la necesidad de un segundo colegio en el barrio, además de la construcción completa del CEIP Miguel de Cervantes, petición que se volvió a reiterar el pasado 12 de junio sin conseguir que accediera a ninguna de las peticiones”, mantiene el AMPA.

Los padres y madres temen que se vuelva a repetir la situación de reubicar a los niños en un colegio fuera del barrio, ya que en la reunión del 12 de junio, Manuel Bautista aseguró que las obras iban a estar finalizadas para el inicio del curso escolar el 8 de septiembre. Sin embargo, los padres y madres de alumnos no lo creen, con el agravante del perjuicio “no sólo para los niños sino también para los padres, a lo que no les sería fácil poder conciliar su vida familiar con la laboral, ya que en algunos casos tendrían a sus hijos divididos, y no todos tenemos familiares en los cuales podamos delegar para ir a buscarlos ni trabajos que nos permitan una conciliación”, enfatizan los padres y madres.

Por todas estas razones, el barrio de Los Molinos ha comenzado a visibilizar el problema y a movilizarse de cara a conseguir la finalización completa del colegio Miguel de Cervantes, y la construcción de un segundo colegio público en su barrio que pueda asumir las demandas educativas de los niños y niñas del barrio, con una óptima calidad y bienestar.

Tu opinión