Principal Getafe LYMA pide 6 años de cárcel a uno de sus despedidos por...

LYMA pide 6 años de cárcel a uno de sus despedidos por una presunta factura falsa de 600 euros

3054
0
Ángel Muñoz, y Antonio de María, concejal delegado y gerente de la empresa pública LYMA. Foto: GetafeCapital
  • En su escrito de acusación al Juzgado de Instrucción nº 3 de Getafe, la representación de la empresa pública LYMA solicita 6 años de cárcel a un extrabajador por el cobro de 600 euros
  • Además de las penas de cárcel, solicita sean devueltos los 600 euros cobrados presuntamente de forma irregular

Sigue el conflicto entre la empresa municipal de limpieza, LYMA, con sus extrabajadores, despedidos por la presentación al cobro como prestaciones sociales de presuntas facturas falsas. Ayer, como publicó en exclusiva ELBERCIAL.COM, un juzgado sentenció a LYMA a readmitir a uno de estos trabajadores. Hoy se ha tenido conocimiento que Plaza Abogados, la representación legal de LYMA en estos procesos, ha solicitado mediante un escrito de acusación al Juzgado de Instrucción nº 3 de Getafe, la pena de «cuatro años de prisión por el delito de estafa en tipo agravado y la pena de dos años de prisión por el delito de falsedad en documento privado, y como responsable civil directo derivado del ilícito penal en el que ha incurrido por haber cobrado de forma indebida la cantidad de 600,00 euros correspondiente a la prestación social», además de la devolución de esta cantidad.

Según la representación legal de LYMA, el trabajador entregó el 15 de abril de 2016 una factura por varios tratamientos de «Extracción Simple, Endodoncia Molares, Perno Muñan Multiradicular, Endodoncia Premolares, Empaste Compuesto y Empaste Simple» en una clínica de Getafe por importe de 616,40 euros, para el cobro de la prestación social, que preveía el Convenio Colectivo de aplicación en ese momento entre la empresa LYMA y sus trabajadores.

La factura, siempre según la versión de la empresa, contenía presuntamente letras borrosas «como si de un escaneado se tratase», observando que el sello de la mercantil emisora de la factura parecía manipulado, así como el número de CIF de la empresa, que figuraba como DNI. Por estos hechos, el trabajador tuvo un despido disciplinario de la empresa.

Debido a estos motivos, la representación legal de LYMA ha presentado escrito de acusación ante el Juzgado de Instrucción y solicita que se proceda a la apertura del juicio oral, así mismo que tras los trámites legales oportunos, se remitan las actuaciones al Juzgado de lo Penal que corresponda.

Fuentes del entorno del trabajador han señalado a este medio que «llama la atención las penas solicitadas si nos atenemos a la cantidad objeto de la presunta estafa y las sentencias recientes que han recaído en personajes afectados por corrupción. Sin ir más lejos a Iñaki Urdangarin le condenaron a 6 años y tres meses por cantidades astronómicas, pena similar a la pedida por LYMA cuando la diferencia entre lo defraudado y la gravedad de los delitos es llamativa».

Tu opinión