Principal Opinion Cartas al director Cartas al director: ¿Qué pasa cuando no pasa nada?

Cartas al director: ¿Qué pasa cuando no pasa nada?

1062
0
Mayores de Getafe frente a la Casa del Mayor

 

Estamos viendo con estupor de unos años a esta parte cómo en política todo vale: vale ser presidente del Gobierno y líder de un partido refugiándose en los brazos de más ladrones de los que atesoró Ali Baba, y a la vez erigirse como defensor de la Ley y de los intereses de España. Vale decir mil veces que “No es No” con letra mayúscula, pero luego adherirse a la letra pequeña que vale para hacer de tu capa un sayo, y decirle que Sí al No, por eso de sentir el calor de los sillones de piel.

Vale ser 15M y asamblearios, pero si se planta oposición interna, pasar por el sable a quien se me antoje y la asamblea en eso ni pinchar ni cortar.
Y en Getafe pasa lo mismo: vale prometer algo casi jurándolo con sangre con notarios que sellan acuerdos, y luego a los dos días desdecirse dejando a la altura del betún la credibilidad de la política y poniendo en entredicho tantos años de estudios y oposiciones a la carrarera de aquel señor notario (¡que qué culpa tenía de tan burda desfachatez y postureo!)

Vale subir la voz como oposición de derechas y decir que ciertos cuerpos de seguridad en el pueblo son de los mejores de la Comunidad de Madrid, pero a la jefa que gobierna en la Comunidad de Madrid no toserla reclamando mejoras para esos cuerpos locales, no vaya a ser que no me saque en la foto que soy joven y tengo ganas de hacer carrera política en la capital cuando se pasen los juicios en los que estoy metido hasta el tuétano.
Vale decir que los políticos de antaño son “CASTA” porque quieren vivir de la política y cobrar por otros lados, pero se nos olvida contar con transparencia que estamos dando clases en la universidad pública y cobramos por ello.

Como todo vale, pues así pasa, que la ciudadanía dice ¡para qué voy a votar, si al final, todo no nos vale!

Centrándome en el Gobierno local, diré que va a pasar mucho en Getafe porque no pasa nada en el PSOE local; que ese partido está repleto de bases a las que es imposible no admirar y sentir lástima a la vez, porque son gente como tú y como yo, pero que tienen unas representantes políticas en este pueblo que flaco favor le están haciendo a sus siglas. Es que en el PSOE pasará mucho, no lo niego, tienen cambio de líderes cada dos por tres en España, en las Comunidades Autónomas, en las ejecutivas, en las sedes, en las listas de gobierno…, pero ahora, cuando están presidiendo el ayuntamiento, en el pueblo, nuestro pueblo, no pasa nada, y lo que pasa es horroroso. Y como no pasa nada bueno, y lo que pasa es nefasto (superando cada día el nivel de lo malo), pues va a pasar que irremediablemente van a gobernar quienes están siempre con los colmillos afilados esperando morder la yugular de la gente que menos tiene.

Y entonces cuando vuelvan a ser oposición, ¿qué van a criticar si van a ser la fuente de todos los males? ¿querrán tener de su lado a la policia local y a los roedores que les hacen sentir cloacas?, ¿querrán tener de su lado al cuerpo de funcionarios a quienes están desoyendo constantemente?, ¿querrán tener de su lado a los sindicatos a quienes ningunean? ¿querrán tener de su lado a las asociaciones de vecinos que a día de hoy no han podido escolarizar a sus criaturas? ¿querrán tener de su lado a quienes colaboran en Servicios Sociales y son los últimos monos a quienes tienen a bien escuchar? ¿querrán tener de su lado a pequeños autónomos y comerciantes que han tenido que cerrar sus negocios y marcharse a otras localidades?, ¿querrán tener de su lado a los trabajadores de LYMA?, ¿querrán tener de su lado a las asociaciones de vecinos de barrios de nueva dotación que están siendo ultrajados?… Con quiénes piensan contar, que tengan claro que no van a estar, por lo tanto, que nos les esperen, y que recuerden que cuando se está en la oposición, ya no se pueden ofrecer ni puestos de trabajos ni sueldos.

Esta semana, superando el capítulo MDI (mil quinientos uno) de la serie “Despedidos de LYMA” y la tragicomedia de lo que vimos en el Pleno, nos centramos una vez más en el señor Ángel Muñoz, pero esta vez no como concejal de la empresa municipal, no, esta vez como concejal de la delegación del Mayor. No le tenemos manía los mayores de Getafe, es que simplemente, por donde él pasa, no crece la buena gestión, y sí, ya sabemos que es un convidado de piedra que hace lo que le dicen, pero valiéndome del dicho popular de “quien vale para salir vale para trabajar”, digo yo que “quien vale para cobrar como concejal, vale para asumir su cargo”. Esta semana toca MATRICULACIONES EN ACTIVIDADES DEL MAYOR, y, nuevamente, todo ha sido caótico: filas esperando turnos que no llegaban de horas, desorientación, colapso, desinformación, contratos de personal a última hora sin la formación necesaria para atender (que las pobres no tienen ninguna responsabilidad, y han puesto lo indecible por apagar fuegos), desubicaciones, cobro de un “impuesto involucionario de 4€”, matriculaciones online que no avanzan y se quedan en el limbo, actividades insuficientes para el número de demandantes que si han completado dos años en una actividad, son obligados a no volver a poder disfrutarla durante años…
Puesto a levantar la voz, le diré que la oferta es la que hubiera hecho Berlanga en una película en blanco y negro de los años ochenta ambientada en los cuarenta. Creo que hay un mundo más allá intelectual en nosotros, que aunque mayores, no somos viejos.

Termino tomándome la licencia de darles un consejo o advertencia: que oigan ustedes, los mayores votamos y siempre, y no perdonamos los daños, que aunque mayores, tenemos memoria. Y creo que el chocolate con churros y baile, esta vez no le van a funcionar a la señora alcaldesa y a su manido concejal (por cierto, no busque sancionarme con un expediente disciplinario, que yo ya estoy jubilado, pero como tengo hijos y nietas en activo, no me atrevo a que tome represalias, qué así están las cosas, con miedo a los grises y al marrón caqui).

Tu opinión