Principal Opinion Editoriales ¿Adiós a la conciliación?

¿Adiós a la conciliación?

1577
1
Conciliacion Laboral
Conciliacion Laboral

Los presupuestos del Estado, presentados hace pocos días, demuestran entre otras cosas una nula apuesta por la conciliación laboral y familiar.
Los más de 600 millones de recorte en educación, se traducen en 166 millones menos para becas (aunque se mantiene el dinero para una parte, las de la convocatoria general) y en los programas de cooperación con las comunidades autónomas, que el año pasado tuvieron unos 500 millones de euros.

De esta forma desaparece el plan de creación de plazas de escuelas infantiles para menores de tres años (que se iba a renovar este año, pero que no se hará), varias iniciativas de animación a la lectura, de incentivos para los centros escolares (los contratos programa).  Además, se elimina casi todo el dinero que se daba a las comunidades autónomas para poner en marcha la recién creada plataforma de FP a distancia, que pretendía, entre otras cosas, facilitar también la reincorporación al sistema de personas que se pusieron a trabajar con poca formación.

Para los responsables del Ministerio de Educación del gobierno popular, el programa de escuelas infantiles es “inviable” y la enseñanza de cero a tres años es una etapa «más asistencial» que educativa, además según manifiestan, la creación de más plazas escolares cargaría a las comunidades y Ayuntamientos con muchos gastos, que con la decisión adoptada, pasan a ser cargados a las maltrechas economías domésticas de padres y madres.

Conciliación Laboral
Conciliación Laboral

Hoy más que nunca es necesario apostar por políticas de conciliación, en las que los padres y madres puedan seguir desarrollándose profesionalmente, además de no prescindir de los ingresos económicos que su actividad laboral les proporciona, ya que si por no poder permitirse matricular a sus hijos/as menores de tres años en un centro educativo, han de optar por acogerse a una excedencia, o peor aún, ingresar en las filas de los desempleados, las familias perderán mucho poder adquisitivo, y los padres y madres verán fustradas sus legítimas aspiraciones profesionales.

Apostemos por el empleo, pero sin dejar de lado a las familias.

1 COMENTARIO

  1. Totalmente de acuerdo con las ideas expuestas. Hoy más que nunca las empresas deben facilitar en la medida de los posible la conciliacion de la vida familiar con la laboral. Ya sea mediante reducción de jornada, horarios flexibles o teletrabajo. 

    En definitiva, modelos más flexibles de dirección de personas, ya que a mi me ha ayudado mucho. 

    Por ejemplo, en España todavía no está muy extendido el teletrabajo (supongo que otros países europeos sí) pero yo tengo la suerte de trabajar 3 días a la semana desde casa gracias a los avances tecnológicos que dice el artículo. 

    Mediante un software llamado Workmeter puedo saber el tiempo de actividad que paso frente al PC y ver que proyectos me consumen más tiempo. Además, sé que todo lo que trabaje desde casa va a quedar reflejado y tengo tiempo para mis cosas personales. 

    Apoyemos la conciliación laboral entre todos. A ver si las empresas abren más los ojos!

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.