Principal Opinion Desde mi pecera: Un otoño interesante y movidito en Getafe

Desde mi pecera: Un otoño interesante y movidito en Getafe

1576
1

todos_a_la_carcel

3 de septiembre. La alcaldesa Sara Hernández cita a los medios para comentar diversos asuntos municipales, así como para dar por iniciado el «nuevo curso» político, el cual se antoja cuanto menos interesante y movidito. Razones no faltan. Tras una hora de espera a la primera edil, que estaba iniciando el curso de las Escuelas Infantiles y Casas de Niños para desesperación de los presentes, primer asunto puesto sobre la mesa: la creación de la Comisión de Investigación que trate la presunta trama Púnica en Getafe tras la publicación en este medio de las escuchas telefónicas e informaciones contenidas en las diligencias previas de la investigación de la Audiencia Nacional, y en la que parece que están todos los partidos políticos con representación municipal de acuerdo, salvo ¡oh sorpresa!, el Partido Popular al que, por cierto, ¿alguien ha tomado el pulso para ver si aún sigue vivo en el municipio?. Trabajo por delante tiene la futura Comisión de Investigación sobre la Púnica si van a leerse los 60 tomos, con una media de 800 páginas por tomo, más los expedientes municipales. Por cierto, algunos hemos pedido que la Comisión de Investigación sea abierta, transparente y con la posibilidad de que sea compuesta por personas que no sean concejales para que puedan aportar a la misma datos, informaciones, hechos… ¿no se trataba de que se fomentara la Participación Ciudadana?, bien, pues demuéstrese.

Tras esto bomba informativa, la fiscalía pide informes del presunto espionaje político pagado con dinero público a la empresa Hard News SL. ¡Y algunos que ya estábamos consultando a los neurólogos por si la amnesia era contagiosa!. Segunda información interesante, casi sin dar tiempo a respirar: se va a realizar la prometida auditoria en el Ayuntamiento de Getafe y en las Empresas Públicas. Por si no fuera bastante, se van a hacer dos: una de gestión y otra de cuentas, realizadas por la Intervención municipal, como marca la Ley, pero apoyada por una empresa externa. ¿Qué?, ¿cómo se les ha quedado el cuerpo?. Pues esperen, que ahora nos enteramos, bueno, es un decir, porque ya lo veníamos diciendo algunos desde hace tiempo, que el mantenimiento del Jardín Vertical, ese que nos iba a colocar en los atlas mundiales y que atraería a «cienes y cienes» de personas para visitarlo, nos cuesta la friolera de 2.000 euros mensuales que paga la Empresa Pública de limpiezas, LYMA. Ojo, que no acaba aquí la cosa, porque en el colmo de los desmanes, parece que la empresa privada que lo realiza no tiene contrato que sustente ese mantenimiento. Total. Para hacer el rizo, alguien entendió que había que contratar a más de 20 personas en los departamentos de administración de LYMA y en sus direcciones. Casualmente todos con vínculos con el Partido Popular. O ese gerente de LYMA, nuestro admirado Federico Zarza Nuñez, que según cuentan desde el Gobierno municipal, antes de irse decidió autoconcederse un plus de disponibilidad y pedirlo con retroactividad, antes eso sí, después insonorizar su despacho, que el ruido es muy molesto para tener esa disponibilidad al 100%. Este hombre es un genio, no me lo negarán ustedes. ¿Que aún no tienen el nivel de indignación en números rojos?, pues esperen, que por esas casualidades de la vida parece que hay proveedores de LYMA cuyos apellidos coinciden, ¿casualidad o causalidad? con algunos concejales del anterior Gobierno municipal del Partido Popular, hoy en la oposición. Sí, gestionaban que era un gusto. Para ellos, amigos y conocidos, claro.

Para no extenderme demasiado, que el inicio del curso hay que cogerlo con ligereza hasta que se les vaya borrando el moreno playero, y si no que se lo pregunten a los concejales de la oposición, les dejo una recomendación cinematográfica: Todos a la cárcel, del excepcional Berlanga.

Vayan, vayan probándose el traje de rayas sin que les tire de sisa…

1 COMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.